jueves, 26 de febrero de 2009

Dibujando un jarron- Croquis a mano alzada

















Tomemos un jarrón, mejor grande que pequeño y mejor de un solo color que con muchos colores y dibujos. Esto sólo para que no tengamos que hacer el esfuerzo de abstraernos de los adornos y concentrarnos solo en las líneas que nos interesan.
Montemos nuestro visor, también lo más cerca posible y dediquemos todo el tiempo que nos haga falta para la observación. Veamos de forma global la proporción existente entre altura y anchura.
Después vemos en cuántas formas lo podemos descomponer, qué parte es un cilindro, qué parte es cónica, qué parte es esférica...
Podemos hacer un dibujo previo en el cual dibujamos las partes como independientes, esto facilitará nuestra comprensión de su estructura.
Una vez resuelto esto ya tenemos un conocimiento completo de la estructura de nuestro modelo y podemos comenzar a dibujar de arriba hacia abajo y equilibrando trazos a la derecha con trazos a la izquierda sin olvidarnos nunca de las proporciones, comparando continuamente dimensiones.
Ahora podemos realizar el dibujo de varias formas:
a) Tomamos nuestro tablero con la hoja de papel sujeta con pinzas y nuestro lápiz y, mirando a través del visor, referenciando todas las líneas -rectas y curvas- a la cuadrícula, efectuamos los trazos pertinentes para resolver nuestro dibujo.
b) Si tenemos dificultades de visión, podemos trazar con un rotulador indeleble u otro de tinta adecuada para dibujar en cristal, directamente sobre el cristal (por la cara opuesta a la que tiene el cuadriculado), manteniendo siempre la misma posición de visión respecto al visor y el objeto. Esto nos dará la sensación de que estamos calcando.
c) Cuando tengamos experiencia podremos prescindir del visor a la hora de
dibujar, mirando directamente al objeto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada